jueves, 19 de noviembre de 2009

Progresar con Valia, retroceder con Gorriarán





Creo que este artículo será el último de esta berenjena antes de la celebración del primer Congresazo Nacional de UPyD, el parto de los montes que acontecerá este fin de semana, si la tecnología lo permite.

Sobre lo de incorporar las nuevas aplicaciones informáticas a la organización de la democracia esta berenjena tiene severas dudas, porque todo lo que sea deshumanizar el proceso de elección de representantes públicos no esta bien, es un error de extrañas consecuencias, que delata las intenciones de los organizadores, y que me recuerda aquella campaña de “Hacienda somos todos” (menos los del Palau-Gürtell-Pretoria-Marbella-Mercasevilla- y las SICAV).

Es cierto que cada sociedad debe adaptarse a su tiempo, pero en este país en el que la gente que concluye sus estudios de secundaria ha pasado en la última década del 49 % al 36 % no está preparado para estas novedades tan singulares. Y mucho menos en las condiciones de desconfianza generalizada en la gestión política de los dirigentes de UPyD en que se va a celebrar este congreso.

Progresar en democracia no es incorporar nuevas tecnologías, que va, progresar en democracia es estimular a los ciudadanos a ejercer su soberanía, a descubrir que la política no es sólo delincuencia, ni los políticos unos aprovechados. Es ejercer derechos y cumplir deberes, pero también exigir libertad y democracia cuando están siendo excluidas de la vida pública.

Y llama poderosamente la atención de esta humilde berenjena que los dirigentes de un partido, que ha impedido la comunicación de sus militantes por internet con la creación de una Intranet o un foro del partido, que han expulsado militantes por expresarse en libertad en una web, que ha cerrado cualquier posibilidad de crítica dentro del partido, incluso censurando hasta los blogs de Rosa Díez y Gorriarán, se apunte alborozado a las últimas tecnologías cuando se trata de gestionar el voto de sus afiliados. No hay ninguna coherencia en este procedimiento, que sin embargo hace sospechar intenciones no reveladas por parte de los dirigentes. La democracia no es sólo votar, al igual que tener una relación de pareja no se limita exclusivamente a echar unos cuantos polvos. Pero hay gente que confunde el amor con el sexo, también en política, habitualmente los que niegan el amor, el sexo, y la entidad humana de su compañero de fatigas. Son los depravados egoistas aspirantes a tiranos los que sólo analizan una relación humana desde lo que les produce exclusivamente a ellos, y entre los dirigentes de UPyd hay alguno/a.


El voto telemático es el preservativo de la democracia, condiciona la relación, distorsiona la excitación y reduce el orgasmo. Y desde luego tiene muy poco sentido cuando lo que se persigue es la fecundación y la reproducción (salvo que eso sea sólo lo que se anuncia, pero no lo que se pretende, que también pudiera ser: un gran pequeño partido de 2.000 militantes fácil de manejar como una compañía militar).

Pero en realidad, de lo que quería hablar a vuesas mercedes magentas era de la decisión que tienen que tomar los afiliados ante el difícil dilema de elegir entre el autor y su obra, es decir entre Rosa Díez y su partido. Sé que resulta difícil esa decisión porque perceptivamente los seguidores del asunto no están preparados para semejante esquizofrenia. Claro, como se va a apartar a Rosa Díez de su obra. ¿Pero quién pretende tal cosa?. Rosa Díez es el mayor valor de UPyD, pero UPyD no es sólo Rosa Díez (por mucho que ella así lo piense), bastante ha tenido Rosa con dedicarse a promocionar la cosa por el mundo y que bien lo hace, como para encargarse directamente de la organización del partido. La cuestión es que a quienes Rosa Díez ha encargado la organización y gestión de las cosas del partido, han hecho la mayor chapuza de la historia política española reciente, y eso con un periodo de dos años en el que los dirigentes han hecho y deshecho lo que les ha dado la gana sin rendir cuentas a nadie. Y Rosa no se siente con fuerza moral para abandonar a los primeros que la acompañaron, por eso está siendo injusta con los que vinieron después, y que sus guardianes han aplastado en sus derechos.

Nadie cuestiona a Rosa Díez, sino a su equipo, que debería engrosar las páginas del Guinnes de la torpeza política y la miseria humana. La cuestión es si el partido puede funcionar mejor en el futuro con el más de lo mismo representado por ese alférez provisional metido a comandante en jefe que es Martínez Gorriarán, o con la gente que representa el espíritu original del partido y que aboga por el diálogo y la coherencia con el manifiesto fundacional, que representa la candidatura de Valia Merino. Eso es lo que deben decidir los afiliados y no otra cosa.

¿Cómo decidir lo mejor para UPyD?

Y para ayudarles voy a relatarles cuatro momentos de la historia en que unos ciudadanos se vieron expuestos a un conflicto similar, y lo haré mencionando a cinco personajes singulares y ejemplares: Cromwell, Marat, Tom Paine, el general Riego y por último, Valia Merino. Lo haré de la forma más breve posible para exponer mi pensamiento enrevesado de berenjena provecta.

Cromwell sometió a la monarquía británica al poder del pueblo, aunque para ello tuviera que decapitar a Carlos I, el único Rey inglés que se dejó la cabeza en la profesión, por haberla perdido antes en la organización de una auténtica tiranía que los representantes populares no aceptaron. Oliverio Cromwell ejecutó a Carlos I, porque más vale un pueblo sin rey que un rey sin pueblo.

Marat era un chiflado idealista, aunque médico de profesión, su causa siempre fue la de los más débiles, cierto es que posiblemente también se excediera como juez supremo de los tribunales de Salud Pública que acontecieron en la Revolución Francesa, pero por lo que he decidido mencionarlo no es por eso, sino porque cuando “el incorruptible” Robespierre implantó el régimen del Terror, guillotinando a todo el que se movía a un ritmo que él no había decidido según sus planes magníficos, Marat no tuvo duda en ejecutarlo también antes de que acabará con media Francia.

Tom Paine no ejecutó a nadie, pero gracias a su libelo “Sentido Común” las fuerzas rebeldes contra la corona inglesa, lograron en un esfuerzo último de los que salen del corazón, más que de la cabeza, la independencia norteamericana. Pero también impidió en su día la invasión de Francia por los ingleses, diciéndoles que resultaría muy onerosa, al tiempo que daba alas a los revolucionarios galos para que se organizaran suficientemente para impedir una posible invasión de ingleses o austro-húngaros. El mundo de la libertad, tiene una profunda deuda contraida con Thomas Paine.

En penúltimo lugar, quiero referirme al General Riego, que podría considerarse el gran legitimador de la nación política española, porque gracias a su intervención, el díscolo e infame Fernando VII fue obligado a sancionar la Constitución de 1812, que convirtió en soberano a nuestro pueblo para siempre.

Y por último, Valia Merino, que se preguntará con razón que hace aquí, pues sencillamente ocupar el lugar que le corresponde, porque con este chaval madrileño la historia continúa, sencillamente, mientras que con los que acompañan a su rival, la historia regresa a no se sabe que siglo de regímenes feudales o absolutos. Valia no ha hecho nada más que enfrentarse a la opresión y el reparto inicuo de privilegios, como los cuatro personajes que le preceden. No sabemos prácticamente nada de Valia, ni falta que nos hace, porque no es Valia quien se presenta a la elección como regidor del partido magenta, somos todos los demócratas libres los que nos presentamos en él.

Rosa Díez se ha equivocado esta vez, al provocar que su elección tenga que ir acompañada de la gente que ha destrozado la buena convivencia en el partido, ha impedido la libertad, se ha cargado la democracia y la justicia y encima se rie en la cara de los vapuleados, y de todos los demás, librándose de la competencia al ir bajo el manto de la Divina Progresista. Esto es un estúpido acto de soberbia que no se puede conceder ni siquiera a Rosa Díez, no en el siglo XXI, no en un país que vive en democracia y libertad.

Valia representa la democracia y la libertad, eso está claro, y por eso termino la serie ejemplar con Valia, porque posiblemente ninguno de los personajes que menciono haya tenido voluntad de representarse a sí mismo, sino la inexcusable responsabilidad de cumplir con su deber ético contra la tiranía, el despotismo, y la mezquindad de los poderosos; Cromwell fue exhumado de su tumba para ser colgado, Marat fue asesinado en su bañera por Charlotte Corday, Tom Paine murió solo, en la miseria y abjurando de los clérigos que le habían ido a consolar, lo que impidió que lo enterraran en sagrado, y el General Riego fue ajusticiado por el felón Fernándo VII cuando logró hacerse de nuevo con el poder.


A Valia no le espera la fortuna en esta obra, porque la vida de los héroes no es de buen pronóstico y sólo cuando desaparecen, pueden residir eternamente en la memoria y el corazón de sus deudos. No es el pueblo agradecido con quienes lo liberan del yugo de los tiranos, y menos en España.

Querido Valia, como no hay triunfo sin tragedia, esta berenjena se inmolará si triunfas en el Congreso y resultas elegido,; desapareceré discretamente para siempre en el plato de algún sindicalista o político aventajado, que no sabrá ni lo que está engullendo, y lo haré, porque mi existencia ya no será necesaria. Lucha fuerte, perdón, mucha suerte.

Acordaos de mi nombre y no lo olvidéis, ciudadanos de UPyD, soberanos, demócratas y libres: Yo Elijo

Un beso muy grande, queridos lectores y lectoras, ojalá esta sea mi despedida de todos vosotros. La muerte cobra sentido cuando la vida ha sido maravillosa.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Rosa vale más con Valia


El candidato rebelde y desconocido contra la divina progresista será un hermoso duelo. Gracias a Valia, el Congreso "apisonadora de la democracia" que UPyD celebrará este fin de semana ha recobrado interés entre los adeptos al magenta. ¿Se imaginan ustedes un Congreso sin Valia?. ¿Qué sería un Congreso sin Valia?. Pues supongo que como un acto litúrgico de celebración del challaco a la Pachamama entre los quéchua y los aymara, o las celebraciones cristianas en honor de la Virgen Magenta.

Gracias a Loeve, que el partido de Rosa Díez es laico, porque si no lo hubiera sido, me imagino a los oficiantes con casulla y tiara pontificia , eso sí, de color magenta. Supongo que los seguidores harían una procesión de agradecimiento por la oportunidad histórica de compartir tiempo con sus divinidades del consejo de dirección y que se repartirían escapularios en la entrada con el número de delegado en el envés y en el revés una imagen de Rosa Díez en el Parlamento. Porque nadie puede negar que la Divina Progresista es una política de culto, culta no, de culto, que no es lo mismo. Quizás tuviéramos la oportunidad de asistir a algún acto de exorcismo, y quema de edictos herejes, sin la presencia de Valia; eso que nos vamos a perder.

Gracias a Valia, un acto sectario de connotaciones religiosas y motivado exclusivamente por la fe y la creencia en todas las promesas incumplidas, se va a convertir en un acto político. No es baladí que se pueda hablar de libertad, democracia, pluralidad, justicia, regeneración, igualdad y sobre los problemas que importan a los ciudadanos que han votado a UPyD. Posiblemente sea la última ocasión en que en el partido magenta se pueda hablar de estas cosas, y no sólo de cómo se pueden conseguir concejalías.

Nadie ha valorado, bueno, sí, lo ha hecho el señor Novillo, que gracias a Valia, el Congreso será humano, porque sin Valia sería una ceremonia de celebración y agradecimiento a los dioses magentas por permitir a los miserables humanos creer en ellos. Y es que definitivamente el Congreso de UPyD es pequeño paso para sus militantes pero puede suponer un gran paso para su partido. Si triunfa Rosa, el partido que ofrecía progresismo se convertirá en una oligarquía aristocrática, pero si triunfa Valia, será una continuación de todas las revoluciones, porque el poder instituido a sí mismo por los dirigentes será revocado.

Es importante esta cuestión, porque los afiliados deben elegir entre la servidumbre con Rosa Díez o la libertad con Valia Merino. Tanta barbarie intransigente como han impuesto los dirigentes no puede ser premiada más que por una caterva de descerebrados, así que de no triunfar Valia Merino en el congreso del próximo fin de semana, UPyD ya no tendrá ningún sentido, porque con Rosa Díez no busca lo que ofrecía en su manifiesto fundacional, ni mucho menos. La divina no puede permitir que en su partido haya libertad y democracia, mala cosa entonces, porque los afiliados se habrán convertido si triunfa Rosa en un rebaño de borregos magentas.

Pero se equivoca quien piensa que en este congreso se enfrentan Valia Merino y Rosa Díez, que va, en este congreso se enfrentan los afiliados contra si mismos, porque dependiendo de lo que elijan el partido será una alianza de ciudadanos libres en busca de mayores glorias, o una colección de borregos de imposible salvación política.

Que triunfe el mejor, como en cualquier democracia –si al bodrio que han organizado se le puede llamar así y el voto telemático no se impugna-, esta berenjena y posiblemente muchos electores atentos sabrán que si triunfa Valia UPyD tendrá alguna posibilidad de salir adelante, pero si triunfa Rosa, nadie podrá detener las críticas a lo ocurrido y el partido se irá directamente al olvido.

Rosa vale más con Valia y un partido coherente y abierto, que con la legión de torpes que la acompañan en su candidatura, que parecen diputados a las cortes franquistas rescatados del formol. ¿Acaso lo duda alguien?

martes, 10 de noviembre de 2009

Valia Vale



Esta berenjena apoya
la candidatura de Valia Merino

sábado, 24 de octubre de 2009

Anatomía de un Despropósito






La política ha suplantado a la religión en las sociedades occidentales avanzadas, el fenómeno se puede apreciar España, quizás mejor que en otros lugares de nuestro ámbito cultural. La democracia se ha extinguido discretamente, de forma desapercibida, pasando a engrosar el anaquel de las ilusiones baldías y los propósitos diezmados.

Los españoles tenemos un grave problema con el poder en los albores del siglo XXI, en realidad siempre lo hemos tenido, pero resulta extraño que aún sigamos teniéndolo en nuestros días. En este país somos incapaces de organizarnos en un objetivo político compartido, y ser coherentes con el mismo. Parece que la fatalidad impide, una y otra vez, que se logre lo previsto.

En esta ocasión, una vez más, nos corresponde hablar de UPyD, no porque le tengamos especial cariño al proyecto personal de Rosa Díez, apoyado por una oligarquía designada y una militancia amorfa a la medida de sus propósitos, sino porque es el mejor ejemplo presente para analizar la imposibilidad de materialización de una formación política coherente, que al menos no se contradiga a si misma, prometiendo el paraíso a los ciudadanos si alcanza el poder, y al mismo tiempo, construyendo un infierno particular en su casa en el que arden todas las ilusiones de los más nobles seguidores de sus propuestas.

Dos razones nos inducen a realizar la disección del partido de Rosa Díez, la primera es que se encuentra en proceso de formación, se puede decir que todavía no ha nacido democráticamente y ya cumple todos los criterios de malformación para sugerir su aborto político. La segunda se refiere a la torpeza de seguir los planos de un proyecto despótico, en una época en que la libertad de expresión es posible; construir una tiranía “ex novo” en estos tiempos es difícil, lo que no quiere decir que derrocar las existentes sea fácil.

Por eso nos ocupamos de UPyD, porque las enseñanzas que se derivan de su proceso de creación y destrucción, son esencialmente didácticas para los ciudadanos más atentos de la política española.

Todavía no ha celebrado la formación magenta su primer congreso “no democrático” y ya resulta imposible creer en sus propuestas, porque han sido demasiados los errores cometidos: expulsión de los críticos, selección “no democrática” de los delegados, organización de un Congreso inoperante, vulneración de la Constitución Española, de la Ley de Partidos, homenajes al autoritarismo, totalitarismo, despotismo, y mal gusto, y otra larga serie de despropósitos, que resulta extraño contener en un proyecto que tiene sólamente dos años desde su fecundación entre unos amables dirigentes y unos ingenuos ciudadanos.

Los factores que han contribuido a que en esta ocasión, no se pueda urdir la trama de ocultación que es inherente al resto de formaciones políticas de nuestro país, han sido los relacionados con internet, porque sin la comunicación instantánea que nos permite la red de redes, hubiera sido imposible mostrar públicamente la construcción de este partido. Pero tampoco hubiera resultado posible, si una colección de ciudadanos con criterios independientes y respeto por si mismos se hubieran plantado ante el adefesio dentro del partido, si otros, que vivieron experiencias similares no les hubieran mostrado los incumplimientos críticos; si todos, en su conjunto, no hubieran formado una orquesta singular y polimorfa, transversal en su propósito, para interpretar una sinfonía solemne de protesta, ante el exterminio de la democracia y el secuestro de la libertad en el partido.

Es cierto, que tampoco se hubiera conseguido, si los dirigentes de UPyD estuvieran mejor dotados intelectualmente, y la habilidad política fuera una de sus virtudes, pero no ha sido así, y el hecho de utilizar las artimañas más decrépitas del sindicalismo de clase en la organización del engendro ha facilitado la labor de desenmascaramiento; debemos por tanto agradecer a ese estratega de la talla del tobillo de Napoleón, que es nuestro estimado Gatokan, que nos haya facilitado tanto las cosas.

La anatomía de UPyD se resume fácilmente, una cúpula dirigente que establece de forma jerárquica quien acompaña a los dirigentes en el proyecto, y no al revés, lo que podría ser considerado como una democracia; habiendo retrocedido políticamente hasta la época feudal en la que los señores elegían a sus súbditos y eliminaban impunemente a sus detractores. Los seguidores de carácter servil podrán seguir adelante, mientras que los herejes serán excluidos del proyecto, y así, como quien no quiere la cosa, se ha construido un engendro político en el que el autoritarismo más despótico y el totalitarismo más siniestro son los guiones del futuro, unido al desprecio elitista por todos los que se atreven a contravenir el pensamiento único y monográfico de permitir que esa eminencia que es Rosa Díez y sus edecanes más próximos, establezcan el destino de todos los demás.

El I Congreso de UPyD, que se celebrará en Madrid los días 20, 21 y 22 de noviembre será una ceremonia de consagración de la Divina Progresista, nada más, la democracia ya no puede existir en un acto religioso de una secta política, que es en lo que se ha quedado el proyecto. Rosa Díez quedará legitimada democráticamente para poder ejercer en su partido el poder absoluto, mientras se dedica a recorrer los medios de comunicación de este país promoviendo la regeneración democrática que tanto necesitamos, y estos periodistas que tanto se quejan de la muerte de la información "veraz" que supone internet, se sigan callando y haciéndole favores, por si acaso mañana pudieran cobrárselos.

Concederle un solo voto de confianza a Rosa Díez a partir de ahora, sería como permitirle a Jack el Destripador que nos hiciera un lifting, esta berenjena se queda con Adolfo Domínguez para siempre.

¡Que continue el espectáculo! (a la entrada del acto se repartirán bolsitas de papel para las eyaculaciones. Se ruega no contener los orgasmos)

miércoles, 14 de octubre de 2009

La guerra que todos perdimos





Dedicado a Jostxo.

¡Ah, la prosodia del destino!. Se aprecia cansancio, tedio y frustración en los frentes de batalla del gran conflicto que se dirime en los territorios del Partido RD (no, no se crean ni por un instante que es una abreviatura de la tan traída y llevada Regeneración Democrática, sino de las iniciales de la Divina Progresista, nuestra nunca bien ponderada RD).

Hoy, CMG (Cándido Mejías Godoy, también conocido como “Capitán Tormenta”, líder indiscutible -por indiscutido- del tabor magenta), está triste, la presión se incrementa cada día que pasa, con esa democracia que sólo produce herejes. ¡Que tremenda ingratitud la de los infieles!.

Al Apóstata, ese prodigio de ingenios, parece que las musas lo han abandonado; en estanoeslawebdeupyd lamentan la baja de una amiga y compañera; Mikel Buesa, hace semanas que sólo escribe de economía; Esveritate, de La Verdad de la Política, se ocupa de Fidel Castro; los de Ciudadanos en la Red se dedican a la literatura para la resistencia; sólo el memorioso Funes y el hombre del tiempo que hay en Plaza Moyúa, no cejan en el empeño de mostrar sus diversos optimismos. Ciudadanos sin complejos, espera; Ciudadanos por la Libertad, también.

El día de la nación nos ha dejado resaca de inanidad, la no dimisión de Ricardo Costa y el efímero paso del abucheado por el despacho oval en su bautizo de líder planetario (media hora en total, incluyendo las presentaciones y traducciones de la anunciada colusión astral), nos dejan de nuevo a los pies de los caballos, y en el partido magenta se dan cuenta del error cometido, ahora que están tan cerca de la oportunidad, porque los críticos no tendrán capacidad de ganar la guerra, pero los oficialistas tampoco.

Se avecina Congreso hostil, muy hostil y encarnizado, nada de marcha de húsares sobre Viena. Los herejes van a jugar su gran baza mostrando al mundo el prodigioso lado oscuro del Partido RD a la opinión pública. La derrota será compartida y el partido, quedará entre tocado y hundido. Tanto remar para morir a la orilla del poder, casi tocándolo con las manos. ¡Que necia es la osadía!

En estos momentos de triste locura, la berenjena quiere recordar al bueno de Cándido, aquel personaje que el autor del Tratado sobre la Tolerancia, el hereje Voltaire, nos concedió con su magnífica ironía, cuando en el capítulo III el personaje se sentía extraordinariamente impresionado por las consecuencias de la batalla entre los búlgaros y los abaros. Les dejo con un fragmento del relato, para que disfruten y estén muy atentos a lo que se avecina, no se olviden las cámaras digitales, porque la historia no espera.

De que modo se libro Cándido de manos de los búlgaros, y de lo que le sucedó después.

No había cosa mas hermosa, mas vistosa, mas lucida, ni mas bien ordenada que ambos ejércitos: las trompetas, los pífanos, los tambores, los obuses y los cañones formaban una armonía cual nunca la hubo en los infiernos. Primeramente los cañones derribaron unos seis mil hombres de cada parte, luego la fusilería barrio del mejor de los mundos unos nueve o diez mil bribones que infectaban su superficie; y finalmente la bayoneta fue la razón suficiente de la muerte de otros cuantos miles.
Todo ello podía sumar cosa de treinta millares. Durante esta heroica carnicería, Cándido, que temblaba como un filósofo, se escondió lo mejor que supo.

Mientras que hacían cantar un Te Deum, ambos reyes, cada uno en su campo, se resolvió nuestro héroe a ir a discurrir a otra parte sobre las causas y los efectos. Paso por encima de muertos y moribundos hacinados, y llego a un lugar inmediato que estaba hecho cenizas; y era un lugar abaro que conforme a las leyes de derecho publico habían incendiado los búlgaros: aquí, unos ancianos acribillados de heridas contemplaban exhalar el alma a sus esposas degolladas; mas allá, daban el postrer suspiro vírgenes pasadas a cuchillo después de haber saciado los deseos naturales de algunos héroes; otras medio tostadas clamaban por que las acabaran de matar; la tierra estaba sembrada de sesos al lado de brazos y piernas cortadas.

Huyó a toda prisa Cándido a otra aldea que pertenecía a los búlgaros, y que había sido igualmente tratada por los héroes abaros. Al fin, caminando sin cesar por cima de miembros palpitantes, o atravesando ruinas, salió al cabo fuera del teatro de la guerra, con algunas cortas provisiones en la mochila, y sin olvidarse un punto de su amada Cunegunda.

Pero redios, ¿cuál era el objetivo
que nos trajo hasta aquí?

viernes, 9 de octubre de 2009

martes, 6 de octubre de 2009

Esperando a Teseo


PARTE 1


PARTE 2


PARTE 3


La historia se repite, siempre acaba repitiéndose. El mito de Teseo representa la alegoría de la democracia y la libertad en UPyD; Teseo, eliminó a Procusto y al Minotauro, acabando con el temible laberinto.

Gloria a Teseo, príncipe de los mortales.

martes, 29 de septiembre de 2009

Todos con Rosa Díez



Si algo tenemos que agradecerle a la secta de Rosa Díez es el input estimulador que ofrece transversalmente a todo el abanico de desafectos con el régimen autoritario de su partido. Lo que me estoy riendo con los vídeos de Producciones Críticas, que se toma la cosa con elegancia y mucha enjundia sin rasgarse siquiera los lutos por el derroche de tiranía que se gastan en el emporio.

La verdad es que los ciudadanos de este país somos muy mal tomados y tomadas (que me lo pregunten a mí, que sólo piensan en devorarme). Nos falta longitud de criterio y nos sobra anchura de mala leche. Si algo puede detener lo que está ocurriendo es el sentido del humor, la ironía, y el sarcasmo, pero aquí todo el mundo se ensaña con todo el mundo, porque en realidad nos gusta más la discusión que a la lechuga el tomate.

Que si la democracia interna, que si los expedientes, que si la restitución o la venganza. Tanta mala sangre no hace transfusión, los discursos se han enconado de tal forma, que no hay ninguna posibilidad de debate, ni acuerdo; con lo bien que queda en estos tiempos un acuerdo consensuado y sintético.

Si miramos a los portavoces oficiales, Divi y Gorri, se están acorazando contra las críticas, de la única forma que saben hacerlo, despachando las críticas con homenajes al viento del tiempo que todo lo borra, cerrando los comentarios de sus blogs, expedientando a todo lo que se mueve, ejerciendo un control singular sobre todo lo que ocurre. Dos meses así les van a dejar agotados.

Si observamos a los críticos, dispersos en su diversidad, pues otro tanto de lo mismo, parecen del CSI analizando todas las pruebas del crimen cometido, mostrando las mazmorra del castillo magenta donde duermen las promesas del manifiesto, lo de la lengua común y las primeras palabras de Rosa Díez y Gorriarán, esas que ya no se pueden leer en su web, por qué, como hábiles especialistas del crimen político, se han encargado de borrar las pruebas del cambio de rumbo hacia la miseria de sus propios privilegios.

Pero seguro que coinciden con esta berenjena en que falta sentido del humor y sobra sentido del honor, ese patrimonio del alma que solo es de Dios. Hay algo de perverso en todo este juego y la gente no se divierte, más bien al contrario, se cabrea cada vez más.

Hay que reírse más, sobretodo de los políticos que se lo toman tan en serio, entre otras razones por qué su supervivencia depende del asunto de engañar al prójimo, con el crecepelo democrático del padrecito Martínez.
Lo que está claro es que UPyD se ha quedado sin historia oficial en internet, eso es una gran victoria de los críticos y me explico, no solo se han cerrado los cometarios en los blogs de Divi y Gorri, sino que además resulta imposible leer un artículo anterior, primero retiraron del calendario ese de la página oficial, los años anteriorese, luego quitaron los meses anteriores y ahora han quitado hasta el propio mes en el que estamos, no se puede leer ningún artículo más que el publicado. ¿Pero a qué tienen miedo?, ¿a convertirse en presos de sus propias palabras?, cuando uno comienza a temerse a sí mismo hasta por lo que ha dicho, la salud mental está en proceso de deterioro.

La formación que se anunció como el partido de la confianza, se ha convertido en el de la paranoia. Si todo está tan claro, ¿por qué los dirigentes temen tanto a los discípulos de Absalón?. Esa es la mejor prueba de que no las tienen todas consigo.

He leído una interesante propuesta en Ciudadanos en la Red, que someto a la consideración de los lectores de la berenjena laica: ¿qué puede pasar si todo el mundo vota por Rosa Díez, la lista del CD oficial y los candidatos al CP más oficiales en el Congreso?, pues sencillamente que se incrementa la entropía del sistema con el más de lo mismo, si no se puede vencer desde las posiciones crítica, por qué los dirigentes han vulnerado las mínimas reglas de la democracia, hagamos el partido tan estalinista que no tenga ninguna posibilidad de salir adelante en estos tiempos.

Todos con Rosa Díez y que los periodistas le pregunten como ha conseguido el 100 % de apoyos. Que soporte el peso de la ausencia de crítica. Todo lo demás son personalismos y a ese juego, nadie en UPyD puede ganar a Rosa.

sábado, 26 de septiembre de 2009

viernes, 25 de septiembre de 2009

Un expediente a Rosa Díez


Confirmada la noticia, se ha solicitado reglamentariamente al Consejo de Dirección (CD) de UPyD que se expediente a Rosa Díez por haber vulnerado los Estatutos del partido, con registro de entrada, por si las moscas. Ahora, habrá que esperar y ver , como la infalible justicia impartida por el CD se ejecuta con el mismo rigor que en el caso de otros militantes que han sido expedientados por el mismo motivo. No sancionar a Rosa Díez, si ha vulnerado realmente los Estatutos, como parece ser que ha ocurrido al promocionarse ella y los suyos públicamente para el próximo congreso, anunciando su candidatura en la prensa sin haberse abierto la campaña electoral, aprovechando los medios del partido -que son de todos-; sería un precedente de ilegitimidad que permitiría que todos los expedientes que se han hecho queden invalidados jurídicamente, motivo suficiente para acudir a los tribunales ordinarios de justicia, si no son revocados.

Se comenta que alguien próximo a la dirección, aprovechando la coyuntura, ha propuesto que se vendan los derechos sobre el culebrón de UPyD a la República de Venezuela para hacer fondos; seguro que Chavez estará dispuesto a adquirirlos para la televisión pública, con la finalidad de instruir políticamente a la población bolivariana de su país.

jueves, 24 de septiembre de 2009

El ojo del huracán

Cuentan los que lo han vivido que en el mismo centro de los ciclones tropicales existe un espacio-tiempo en el que se puede ver el cielo azul, no hay viento, ni lluvia, y parece que no ocurrirá nada, pero una hora después se desencadena toda la furia de los elementos que asola todo lo que se tropieza.

A fecha actual, UPyD está exactamente en el ojo del huracán político que se avecina, tanto desde su interior como en el exterior. La política es pura depredación y UPyD está ubicado entre tres fuerzas mucho más poderosas: el PSOE, el PP y los nacionalistas variados. Por otra parte en su interior, las facciones críticas se han materializado, en diversos frentes que ejercen su fuerza desde la pluralidad, con pocas posibilidades de cohesión interna y unificación.

La tormenta perfecta es lo que se avecina, porque mientras las facciones del partido giran desesperadamente en su interior, las fuerzas externas lo hacen en el exterior, cuando ambas fuerzas coincidan en el tiempo, UPyD desaparecerá, no tiene ninguna posibilidad de supervivencia.

La nave magenta se va a pique, con su portavoza en el timón, y el contramaestre de las charreteras doradas a su lado. Si bien se podría haber salvado con una buena y experimentada tripulación, los que la formaban han abandonado el barco al ver la locura de los oficiales, poniendo rumbo al mismo ojo del huracán para salvarse, que gran error han cometido, porque los que se han quedado en el barco no son capaces ni de arriar las velas por sí mismos y ante un meteoro de las dimensiones del que se avecina, se acabarán refugiando en la sentina hasta que pase la tormenta.

Rosa Díez y sus validos no pueden salvar la nave solos, menos aún con los cañonazos que recibirán en los próximos dos meses, tanto de los críticos, como de los grandes partidos y los medios de comunicación que les apoyan, que aprovecharán la ocasión para quitarse de encima a la diputada dicharachera que pretende molestarles, como una mosca estival. El PSOE y el PP, ambos, creyeron que les sería útil, por qué pensaban que molestaba más al rival, pero ahora que molesta a ambos por igual, acabarán con ella de un manotazo mediático.

En fin, asistiremos al funeral del partido de Rosa Díez mucho antes de lo previsto, fundamentalmente porque una tripulación de clones no tomarán las decisiones adecuadas ante lo que viene. Demasiada proeza para tan intelectualmente desnutrida tropa. Esto le pasa a Rosa Díez por no haber leído más Historia de España, porque en este país no se pueden salvar los barcos sin honra y UPyD hace mucho tiempo que la ha perdido. A ver si por lo menos, cuando se hunda la nave magenta, no nos llena el futuro de chapapote, porque el cargamento de podredumbre que lleva nos puede dejar contaminada la arena política para una larga temporada.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

La última estrategia

Con la proximidad del Congreso, todo se va aclarando poco a poco. Se van configurando dos bandos bien definidos, los que defienden a los que mandan y los que obedecen, y los que los critican que el orden del partido se establezca en relación a la potestad de los líderes del partido, y no se sustente en los principios, valores, y creencias que anunciaban con su bandera de regeneración democrática. La fidelidad a la Divina Progresista y Gatokan, contra la lealtad a la democracia, la pluralidad, la justicia, la igualdad y la libertad, son los dos pabellones que se divisan en el campo de batalla. Al final no hay acuerdo, sólo puede ganar uno. La última estrategia es perder.

domingo, 13 de septiembre de 2009

martes, 8 de septiembre de 2009

100 mensajes de Eli Jo




Este es el mensaje número 100 de esta berenjena defraudada, que desde hace unos meses comprobó la tomadura de pelo que se había organizado en el Partido de la Divina Progresista y su inestimable valido, el inefable Gatokan.

A fecha actual conviene desarrollar un breve análisis sobre lo ocurrido, porque durante meses, de forma discreta y silenciosa, la dirección del partido magenta ha ido depurando el partido de voces discrepantes, expulsando a los más críticos, y al mismo tiempo acuartelando a los más leales a los dirigentes. Este formación pasará a la historia de la política española como el partido de la designación, funciona como el OPUS, la masonería o cualquier secta que se precie, porque los dirigentes designan todo, desde lo que se hace hasta lo que no, desde quien forma parte de su corte hasta quien es despeñado por exigir democracia o dilapidado por sugerir que la libertad de expresión no debe ser motivo de expulsión.

Ríanse ustedes de la revolución cultural maoísta, de las hazañas de los talibanes o el amordazamiento de los birmanos a sus críticos. Con este partido, más que progresar, hemos regresado al feudalismo, a la política estamental, en la que el señor correspondiente decidía sobre el porvenir de sus siervos, mientras atesoraba todos los bienes existentes en su feudo.

He intentado razonar con algunas amigas y amigos del partido magenta, sobre las posibles justificaciones racionales de esta actitud extremadamente defensiva por parte de los dirigentes, para llegar a la conclusión de que algo así no se improvisa, sino que se tiene absolutamente premeditado desde el principio, tanta inflexibilidad e intolerancia no es un producto de la casualidad, sino de la estrategia preventiva, con el fin de convertir este partido en un modelo jerárquico, piramidal, en el que los mismos dirigentes ocupan siempre la cúspide, y solo se dirimen por procedimientos democráticos los elementos del organigrama de poder, que no perjudican a la cúpula, por ejemplo quien reparte carteles, quien limpia las sedes o quien lleva las cajas de propaganda de un lugar para otro.

Pero si avanzamos en el análisis, el precio que están dispuestos a pagar los dirigentes por no permitir la democracia en el seno de su partido, por excluir la libertad de expresión en la comunicación de los militantes, por reducir la pluralidad existente a una unidad de pensamiento y acción unívoca, es muy elevado, porque los damnificados del proceso, difundirán a los cuatro vientos la osadía autoritaria de los dirigentes. ¿No les importa quedar como unos dictadores en pleno siglo XXI ante los ciudadanos que se informan?, parece ser que no, que lo tienen descontado, tan patética es la situación del país, que la gente se tapara nariz, boca, ojos y orejas para acudir a las urnas a depositar su papeleta a favor de lo que diga la Divina Progresista. Los votos que se pueden perder por internet, se los gana la lideresa en cinco minutos de gloria en cualquier programa de televisión, o en cualquier entrevista concertada para propulsar su protagonismo a las masas.

Así que la dicotomía que se establece entre el discurso magnífico de Rosa Díez y la situación de la democracia en su partido es innecesaria. Rosa Díez solo necesita diez minutos de oportunidad mediática para convencer a los mismos esquimales de que se compren una nevera o a los bereberes de que adquieran una lámpara de rayos uva. Porque Rosa, viene a ofrecernos lo que necesitamos, es nuestra salvadora, y tampoco hay que ponerse exigentes, si ella dice que vamos a lograr acabar con los nacionalismos, la corrupción, o las miserias de la política en este país, lo único que tenemos que hacer los ciudadanos es creerla, nada más, y dejarnos de tonterías, sobre si en su partido se respeta la democracia, la libertad o la justicia. ¿Acaso se respetan en algún partido político estas cosas?, pues entonces quien tiene la osadía de exigirle a ella lo que no se atreven a pedir y rogar a los demás.

La democracia puede esperar, pero la ambición de Rosa Díez no, y los militantes deben saber que este partido se hizo precisamente para elevar a sus dirigentes a los altares de la vida cómoda que soportan los políticos. Exigir democracia es un atraso en el siglo XXI, la gente puede divertirse de numerosas formas sin participar en política, la política para los políticos que son los que la trabajan.

Un partido político es una organización que intermedia entre los deseos de los electores y sus necesidades y las ofertas de la propaganda de los políticos, para recoger los apoyos que necesitan para sobrealzarse ante los demás. La democracia y otras tonterías, sólo sirven para complicar las cosas, quien va a saber mejor que Rosa Díez y los que ella misma elige lo que le conviene a su partido, a sus bolsillos y a este país?. Los militantes lo que deben hacer es callarse, porque que sabrán ellos, y aplaudir como posesos cuando Rosa Díez diga una palabra o Gatokan haga un expediente. Este partido se basa en la confianza de los que están dispuestos a obedecer en los que están dispuestos a mandar, es una gran familia en la que todo discurre con normalidad, y los que digan lo contrario es porque son unos envidiosos y tienen muy mala leche. ¿No se han conseguido unos excelentes resultados electorales hasta ahora?, ¿no se van a sortear entre los que se queden más de 3.000 concejalías en las próximas Elecciones Municipales?, ¿no se va a celebrar en noviembre un congreso para legitimar todo lo que se ha hecho, se haga y se hará?, entonces, ¿a qué viene la crítica? ¿Quien ha hecho más por Rosa Díez que Rosa Díez?, pues a callarse y trepar, eso es lo que tiene que hacer un buen militante y los demás a la puta calle, por ingratos.

Froténse las manos y preparense para aplaudir, porque el Congreso va a ser una ceremonia ritual de encumbramiento personal, que ya quisiera para sí Hugo Chávez, que posiblemente sea invitado al mismo para que aprenda como se hacen las cosas, y tal vez acuda.

jueves, 3 de septiembre de 2009

¿Por qué es tan cruel el amor?



El sufragio censitario de UPyD




Cada día me admira más la simetría existente entre lo que pregona Carlos Martínez Gorriarán y lo que hace su “alter ego” Gatokan, a este ínclito personaje le ocurre lo mismo que al Dr. Jekyll con Mr. Hyde, la imperecedera novela de Robert Louis Stevenson, esa dualidad psicológica que le permite criticar a Noam Chomsky y al gorila Chavez, y al mismo tiempo, sin siquiera despeinarse, brindar por la democracia, la libertad, y el sufragio universal, cuando el Congreso Fundacional de su partido –con una carencia democrática de dos años, un préstamo de soberanía que le han hecho sus seguidores-, se regirá por un sufragio censitario.

El sufragio censitario (o sufragio restringido) consiste en la dotación del derecho a voto sólo a la parte de la población que está inscrita en un censo. Este censo suele tener ciertas restricciones; estos generalmente son económicos (como la posesión de un determinado nivel de rentas u oficio) o relacionados con el nivel de instrucción (leer y escribir) o social (pertenencia a determinado grupo social) o estado civil (casado). Nada que ver con el sufragio universal propio de las democracias actuales.

En el caso de UPyD, la restricción será exclusivamente por fidelidad y lealtad a los máximos dirigentes del partido, es decir a la Divina Progresista y Gatokan, de hecho el censo de posibles electores ya ha sido depurado convenientemente, porque según las indicaciones del número dos: “la democracia será posible cuando liberemos al partido de disidentes” pronunciada en un Consejo de Dirección, frase que posiblemente no sea suya, sino del camarada Lenin o del camarada Stalin, o tal vez del mismo Hitler.

Pero al contrario que el personaje de carácter dual de la novela de Robert Louis Stevenson, que se arrepentía cuando descubría que los crímenes de Hyde también eran de Jekyll, Gatokan no siente ningún arrepentimiento cuando elimina disidentes, al contrario, siente la misma satisfacción que cuando se censuran los comentarios de su foro, se aplasta la democracia en un remoto CEL, o se extermina cualquier posibilidad de libertad de expresión en su partido.

Es posible que algún iluminado proponga un cambio de denominación del partido en el próximo Congreso de noviembre, porque la evolución que ha sufrido en los últimos meses requiere que no se siga denominando Unión, Progreso y Democracia a lo que es Desunión, Dictadura y Demagogia, la triple D, 3D, las tres dimensiones de la ignominia organizada.

Los cadáveres políticos de los disidentes que ha dejado en el camino este Mr. Hyde, depravado espartano, nada tienen que ver con la democracia ateniense, que pregona su sosias moral, el Dr. Jekyll. ¿Hace falta mejor prueba de su insidia?.

martes, 1 de septiembre de 2009

La Sonrisa Magenta 8

La reina del titular político




La política ha sido elevada al populismo más descarnado en los últimos años, ha perdido rigor e inteligencia, para derivar en tema telonero de los asuntos mucosos y viscerales que invaden las pantallas LCD de la TDT. En fin, esa mezcla portentosa entre pensamientos y sentimientos es un reflejo de la humanidad de nuestros días.


Rosa Díez, aprovecha con singular oportunismo esta coyuntura, para abalanzarse sobre los titulares de la prensa como Belén Esteban se sube a la noria. Es divertido comprobar como Rosa Díez le dice a Zapatero que lo hace mal, como si ella fuera el prodigio de hacerlo bien. En lo que se refiere a su partido, la UPyD, al menos en el PSOE no hay todos los días artículos descalificando el comportamiento no democrático de su formación política, lo que no quiere decir, en ningún caso, que en el PSOE haya democracia, ni mucho menos, pero al menos se lo callan, será porque muchos ya viven del magnánimo erario público y los de UPyD son todavía aspirantes.

Pero sin lugar a duda alguna, Rosa Díez sigue siendo la reina del titular político y como en este país la gente solo lee los titulares –y no la letra pequeña- pues sigue teniendo un indudable poder de convocatoria entre los más creyentes de nuestros compatriotas, a pesar de que este partido se define como laico.

El problema de Rosa Díez es que pasado el tiempo, cuando se analizan los titulares que ha logrado diciendo lo que a todo el mundo le agrada escuchar, se nos queda en ventera de la demagogia, que anhela que nadie le recuerde su pasado, sus hechos reales, y sus deleznables falacias. Hagan ustedes el ejercicio que les propongo, vayan a google, y pongan en el buscador “Rosa Díez” “2007”, verán como les ocurre lo mismo que a mí, se sorprenderán de las cosas que ha dicho Rosa Díez, y las que posteriormente ha hecho, aunque aprovechen también para contemplar lo que decían sus admiradores-compañeros del proyecto de UPyD, les presento algunos párrafos notorios:

Artículo de Fernando Savater en El País titulado “Regreso al Progreso".

“Será progreso cuanto favorezca un modelo de organización social en el que mayor número de personas alcancen más efectivas cuotas de libertad: es decir, son progresistas quienes combaten los mecanismos esclavizadores de la miseria, la ignorancia y la supresión autoritaria de procedimientos democráticos. Hablando el lenguaje que hoy resulta más próximo e inteligible, la sociedad progresa cuando amplía y consolida las capacidades de la ciudadanía. Ser progresista es no resignarse ni conformarse con las desigualdades de libertad que hoy existen, sino tratar de superarlas y abolirlas. Y es reaccionario cuanto perpetua o reinventa privilegios sociales, descarta los procedimientos democráticos en nombre de mayor justicia o mayor libertad de comercio, propala mitologías colectivas como si fuesen verdades científicas, etcétera..”.


Artículo de Antonio Robles en Libertad Digital titulado “Rosa Díez, ¡al fin!”

“En cualquier proyecto, también en éste, no todas las ideas tienen cabida. En Ciudadanos se cometió precisamente ese error por un exceso de optimismo asambleario, propio de una formación adolescente: se corrió el rumor de que en ese proyecto cabían todas las ideas. Y se llegó a convertir en una virtud lo que a todas luces era una estupidez. Exagerando, ¿cómo van a tener cabida ideas estalinistas o nazis? ¿Cómo van a poder entrar en una formación democrática que nace para generar más transparencia, más racionalidad, más libertad, más librepensamiento, más progreso comportamientos sectarios, ideas profundamente reaccionarias, integrismo religioso, nacional o ideológico? Dicen que nadie nace enseñado, pero si lo que va a nacer está advertido, el riesgo se minimiza. No bastará con la trayectoria inequívocamente socialista de Rosa Díez, la maquinaria mediática de sus ex compañeros la falsificarán hasta la náusea; no bastará la inequívoca lucha cívica de Carlos Gorriarán o el librepensamiento de nuestro Bertrand Russell nacional, Fernando Savater; muchos de los futuros partidarios los tomarán por lo que no son. La mayoría de las veces, de buena fe.”


Pero regresando a Rosa Díez, vamos a mostrar una de sus magníficas mentiras para enmarcar, en unas declaraciones que realizó en el periódico Público, refiriéndose a la situación de UPyD en Cataluña en 2007

Díez restó importancia a la dimisión de los miembros del comité de UPD en Cataluña al señalar que "no hay tensión y hay que evaluar la verdadera importancia dentro de la estructura" al explicar que el comité del partido no tiene competencias políticas, sino que está integrado por voluntarios. Rosa Díez explicó que los dimisionarios son "un grupo de 8 ó 10 afiliados, que continúan afiliados, y que voluntariamente asumieron unas responsabilidades y ahora se van".

Reiteró que "no hay crisis en Cataluña. Simplemente el comité no se entendía con la coordinadora, que ahora buscarán otros voluntrios para integrar el comité".



Rosa Díez, miente más que habla, los delegados que representarán Cataluña en el próximo Congreso son 12 por Barcelona, 3 por Tarragona, 2 por Gerona y ninguno por Lérida, como cada delegado se corresponde con la representación de 10 diputados o fracción, el número total de afiliados en Cataluña no llega a 150, con una población de más de seis millones de habitantes. Ahora, cuando el tiempo ha pasado, hemos podido saber que UPyD no ha crecido en Cataluña, porque se han despedido a la mayoría de los afiliados que acudieron a tu partido, porque en Cataluña no se quiere una presencia fuerte de UPyD, porque exigiría una actitud política diferente y mucho más comprometida en el enfrentamiento con las tesis sediciosas del tripartit. Además, sería una pérdida de tiempo, porque realmente los votos contra el nacionalismo Rosa Díez los obtiene en Madrid y comunidades donde no hay problemas con el nacionalismo, sin ningún desgaste, sin ningún enfrentamiento directo con los nacionalistas, sencillamente diciendo lo que la gente quiere escuchar contra los nacionalismos, donde los nacionalismos no son un problema.

Rosa Díez se ha especializado en elocuencia sin desgaste, hablará a los ricos de lo vagos que son los pobres y a los pobres de lo vagos que son los ricos; a los jueces de la politización de la justicia y a los políticos de la judicialización de la política; a los jóvenes del egoísmo de los viejos y a los viejos del egoísmo de los jóvenes. Cambiará su discurso según la audiencia, para dejar a todo el mundo satisfecho, al igual que hace su compañero socialista, José Luis Rodríguez Zapatero desde el PSOE.

Rosa Díez es una política circunstancial, variable, indefinida e incoherente, se comporta como una cometa manejada con habilidad que busca el aire de la corriente ascendente que la lleve a siempre hasta un titular, al fin y al cabo, que sería de Rosa Díez, si le quitamos la propaganda de su discurso y su repercusión mediática, pues lo mismo que una cometa sin viento, se estamparía contra el suelo de la realidad, sus hechos, no sus magníficas palabras enlazadas en un discurso de salvación, para un auditorio que clama por ser salvado. Pero recuerden amigos, del dicho al hecho, hay mucho trecho, en el caso de Rosa Díez, juzguen ustedes mismos.

domingo, 30 de agosto de 2009

Desmentido sobre el Congreso Fundacional de UPyD



Dada la coincidencia de fechas del Congreso de UPyD con el aniversario del fallecimiento de Francisco Franco Bahamonde y José Antonio Primo de Rivera (20-N), y las numerosas bajas de demócratas en el partido en los últimos meses, se informa a los afiliados y simpatizantes del partido magenta (también conocidos como falange magenta), para evitar posibles confusiones, que definitivamente el lugar de celebración del Congreso Fundacional de UPyD (tras dos años de carencia democrática), no será El Valle de los Caídos, como algún malintencionado había difundido.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Una enmienda de amor


Estos días, en distintos foros críticos con la dirección-gestión que UPyD ha tomado en los últimos meses, se debate sobre la necesidad de una enmienda a la totalidad, que transforme por completo el partido magenta. Algunos ilusos piensan que será posible presentarla, otros más ilusos, que podrán ganarla y aún otros, que ya bordean la piedad ajena por su ilusión, consideran que Rosa Díez y Gorriarán, se convertirán en demócratas fulminados por el rayo de la razón cegadora y la centella de la democracia sublime.

En fin, es agosto, y la gente se puede entretener y divertir como quiera.


Si me lo permitís, yo os brindo el himno para el congreso de UPyD de noviembre.

De nada.



PD: yo quiero lo mismo que Carlos

jueves, 20 de agosto de 2009

La extraordinaria conversión de Rosa Díez


Al PSOE, no le molesta demasiado que la divina progresista le arrebate algunos votos, fundamentalmente en Madrid, si al mismo tiempo resta suficientes a su rival, el PP, para poder despejarle el camino hacia la Comunidad y la Alcaldía madrileñas. Si Rosa Díez es fiel a su compromiso cuando abandonó el PSOE, se confirmará que se fue de su antiguo partido para defender mejor el programa del PSOE.

El PSOE hace tiempo que no le arrebata votos en unas elecciones generales al PP, aproximadamente desde el 11-M. Su deriva nacionalista en Cataluña y Constitucionalista en el País Vasco, es una prueba de lo que puede abrir el abanico ideológico para triunfar en las elecciones. La mancha de una mora, con otra mora se quita.

Rosa Díez y su partido, representan la herencia del PSOE histórico de Felipe González, el GAL y FILESA. Ni una crítica se le ha escuchado a lo largo de la historia a Rosa Díez sobre lo ocurrido en los años que no importaba el color de los gatos mientras cazaran ratones, tampoco sobre la deriva del PNV mientras fue Consejera de Turismo, Rosa Díez sabe callar lo que no le conviene recordar y ocultar con buenas palabras, como los mentalistas, lo que no quiere que le recuerden.

A estas alturas, está suficientemente claro que Rosa Díez no ha experimentado ninguna conversión ideológica que exceda el marco del socialismo. Está claro que sus palabras y discursos, lo único que pretenden es convencer a la gente de que su socialismo disfrazado es mejor que el ofrecido por Rodríguez Zapatero, cuando en realidad la connivencia con el nacionalismo comenzó con Rosa Díez y la alianza del PSE con el PNV.

Rosa Díez es una federalista convencida –Estado federal cooperativo es su oferta-, que no ha dicho prácticamente nada sobre lo que ocurre en Cataluña con el tripartit en el que participa el PSOE, y que ha impedido el desarrollo de su partido en esta comunidad, lugar en el que UPyD ha obtenido los peores resultados electorales en todas las convocatorias. Tampoco ha hecho mucho porque su partido se desarrolle en Galicia y el País Vasco, más bien se ha encargado de deshacer en estas comunidades cualquier posibilidad de presencia organizada de la UPyD, obteniendo unos resultados electorales muy escasos. Pero cualquier ciudadano medianamente informado, dirá que Rosa Díez es una detractora de los nacionalismos. ¿Seguro que es así?. ¿Hay alguna forma de confirmarlo?.

La política que ha seguido Rosa Díez es una extensión de la política del PSOE, algo en la que la opinión pública no ha caído en cuenta, porque si Rosa Díez representa una alternativa al PP y al PSOE, no lo hace de forma ecuánime, al contrario. Savater dice que la idea de España se la sopla, Rosa Díez defiende un manifiesto por la lengua común, en el marco de un Estado federal. Está claro que Rosa Díez ya tiene asumido en su programa que las diferencia fundamentadas en los nacionalismos son inamovibles, las da por buenas, porque no ha movido un dedo desde su partido por afrontarlas.

Rosa Díez defiende un Estado fuerte ante un Estado opresor y amorfo como el que estamos viviendo con Rodríguez Zapatero. Rosa Díez no defiende la Constitución, puesto que su máximo deseo es cambiarla. Cuando habla de España, no lo hace desde el reconocimiento de su unidad territorial, sino de la unidad de derechos de los españoles, algo que resulta imposible sin una unidad territorial, por la sencilla razón de que los españoles ya no son una unidad jurídica, una vez que el Estatut catalán se está aplicando desde hace dos años y el Tribunal Constitucional sigue sin manifestarse al respecto.

Hay muchas grietas en la conversión de Rosa Díez a una alternativa política a lo existente, más bien la UPyD es una formación recolectora de conciencias descarriadas y votos que se irían a la abstención.

Pero el partido de Rosa Díez no aspira a lo que nos dice, cambiando la realidad política de este país; más bien lo que quiere es que la realidad política de este país vaya peor, porque cuantos más descontentos haya con el PSOE y el PP, mejores resultados obtendrá la UPyD.

Rosa Díez ha tenido la oportunidad de ofrecer un partido diferente y ha reproducido de forma exagerada los vicios autoritarios y demagógicos de los demás partidos, excluyendo la democracia de su formación política. Su estrategia es evidente, se vio en el País Vasco cuando obtuvo un escaño, hacerse necesario para poder tocar poder.

En cuanto al partido, no caben desentendimientos, los que se queden en él tienen tanta afinidad por la democracia como los bantúes, porque ningún demócrata se puede quedar de brazos cruzados mientras sus compañeros son expulsados por expresarse libremente. El próximo congreso de noviembre será la confirmación de que UPyD lo único que está haciendo es entretener a los españoles descontentos con el PSOE y el PP, para que se atrevan a pensar que con Rosa Díez las cosas serían diferentes, y no les falta razón, porque serían aún mucho peores, algo así como en Venezuela.

Auguro que el fin de la UPyD ocurrirá en el año 2011, cuando se celebren las elecciones municipales, en las que sin un partido bien organizado se obtendrán unos malos resultados. Algo que también ocurrirá en las elecciones de Cataluña en 2010, a las que posiblemente la UPyD no se presentará, con cualquier disculpa, y si lo hace recogerá un soberano fracaso.

La extinción de UPyD ya ha comenzado, la han iniciado los propios dirigentes de UPyD con Rosa Díez a la cabeza y este proceso es irreversible. .

miércoles, 19 de agosto de 2009

lunes, 17 de agosto de 2009

Reflexiones Caniculares




Nuestra existencia está determinada por las circunstancias, en mayor grado que por la política. Las condiciones económicas y culturales de nuestro ámbito de desarrollo, las oportunidades de aprendizaje, el origen particular de cada uno, las relaciones humanas establecidas y los escenarios sociales visitados, es decir, la experiencia que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida, contribuye a configurar nuestro destino mucho más que la política. Somos lo que hacemos, y hacemos lo que somos.

Sin embargo, los políticos nos invitan a creer que su intervención sobre nuestras vidas, tanto en las cuestiones comunes, como en las privadas, ejerce una influencia poderosa sobre nuestra existencia, vienen a decirnos que nuestra vida sin ellos sería catastrófica, cuando más bien ocurre lo contrario, a pesar de los políticos –estos políticos- vamos avanzando como podemos, a lo largo de nuestras vidas, y de la historia.

El rol de los políticos ha desplazado a los intermediarios religiosos, porque han ocupado el nicho cultural que conecta a los simples mortales –ciudadanos- con el más allá en forma de poderes del Estado y sus instituciones, a falta de cielos y nirvanas. Los nuevos chamanes, se imbuyen a sí mismos de inherentes poderes de los que carecen, para convencer a sus fieles seguidores de que sin su intervención entre los recursos que producimos y concedemos al Estado, y la redistribución de los mismos que ellos deciden, nuestras vidas serían un desastre, cuando en realidad posiblemente lo serían las suyas y las nuestras mejorarían ostensiblemente.

La usurpación del poder por los nuevos brujos y magos, es la última falacia a derribar en las sociedades avanzadas. Es falso que el poder emane de las características peculiares de ningún ser humano, al menos en el siglo XXI, más bien lo hace de la confianza conferida por sus seguidores, habitualmente engañados y estafados.

Al contrario, las negligencias e ineptitudes demostradas por los políticos, el clima de corrupción en el que sobreviven y que contagian a la sociedad que les acoge, los engaños urdidos para estafar a la opinión pública, y el enorme desprecio por los ciudadanos asustados con un infierno inexistente sin su presencia, que acaban sublimándoles, son las razones fundamentales de que los ciudadanos suframos y soportemos un deterioro permanente en nuestras vidas

Las acciones de los políticos, en particular las que afectan a los ciudadanos de la joven democracia española, se fundamentan en la “mitocracia”, el gobierno fundamentado en las creencias, antes que en la “logocracia”, el gobierno fundamentado en la razón. La política española pertenece al ámbito de las creencias antes que al de la racionalidad, porque no puede haber racionalidad que imponga la irracionalidad, la coacción, el despropósito, la ineficacia y la violencia, con el consentimiento de los aturdidos ciudadanos convertidos en siervos de unos patanes solemnes.

El único problema a resolver por los ciudadanos españoles en cuanto a la política, es el de promover la evolución de los partidos políticos desde una mitología fundamentada en plegarias y discursos huecos, a la racionalidad constatada de los hechos y la responsabilidad.

Los grandes partidos políticos españoles aguardan cómodos su extinción próxima, porque serán incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos en que los ciudadanos asumirán la responsabilidad de la política. Los pequeños partidos, como Ciutadans y UPyD, sólo aspiran a sustituir a los grandes, a arrancarles algo de su poder al descuido, no a cambiar la relación política entre ciudadanos y políticos; son los nuevos dinosaurios que quieren sustituir a los grandes reptiles y no los mamíferos necesarios para cambiar realmente las cosas en la política en relación a los tiempos que vivimos.

Por eso resulta absurdo contemplar a ciudadanos sin complejos, negacionistas acomplejados, posibilistas de la racionalidad inexistente, devanarse los sesos para salvar al partido de Rosa Díez, y establecer un acuerdo imposible entre la usurpación dogmática de los detentadores organizados de forma sectaria y la necesaria acción pública fundamentada en los principios de la democracia, la libertad y la justicia.

Una propuesta de esta berenjena muy sencilla: dejad de engañaos con la pantomima bizantina de si las creencias pueden evolucionar hacia la racionalidad, porque lo que está absolutamente claro es que la racionalidad no puede existir en un ámbito fundamentado exclusivamente en las creencias que soportan la “mitocracia” de UPyD. ¿Qué más pruebas son necesarias a fecha actual?.

Los talibanes no negocian sobre su fe, se soportan en ella precisamente para ejecutar a los infieles e incrédulos, cumpliendo eficientemente la tarea para la que han sido designados por la divina progresista (o la divina providencia, igual da).

En un mundo exclusivamente racional en el ámbito de la política, que es lo que creo que todos anhelamos, no hay ninguna justificación para la conversión de los talibanes en paladines de la racionalidad; sólo cabe su extinción, para procurar un futuro sin talibanes, no hay negociación posible, y cualquier intento de establecerla, será aprovechada por los talibanes para consolidar su imperio y su ley contra los demócratas.

Esta berenjena ha hablado y espera que los demócratas seguidores de UPyD se pongan de una vez a la altura de lo que les exige la realidad y se dejen de servir a los intereses de los usurpadores.

Si Rosa Díez y su corte son los que impiden la democracia en UPyD, lo que sobra es Rosa Díez y su corte, no la democracia

jueves, 13 de agosto de 2009

Discursos huecos




Cuanto peor van las cosas en el partido de Rosa Díez, cuantos más militantes abandonan la formación magenta, porque consideran que la política es algo más que hacerle la pelota a los dirigentes, aunque siempre habrá algunos que harán lo contrario; cuantos más testimonios de ausencia absoluta de democracia, libertad, igualdad, tolerancia, respeto a la pluralidad, a la dignidad de sus seguidores o a la justicia se van produciendo, más se disfraza Rosa Díez de luchadora por la libertad y los derechos civiles de los ciudadanos. El problema es que las palabras de Rosa Díez divergen absolutamente de los hechos de Rosa Díez, lo que no es extraño en un personaje que lleva viviendo más de 30 años de la política.

La zarpa de hierro en el guante de seda, el engaño permanente en sus auténticas intenciones, que nada tienen que ver con la democracia, ni con el interés general. Rosa Díez está convencida de que solo con su discurso será capaz de engañar a los españoles como ha hecho hasta ahora, y que acabarán votando a su formación política, porque será la menos mala de las que se presenten.

Rosa Díez tuvo una oportunidad de convertirse en la líder demócrata que este país necesita pero la cosa se malogró, cuando prefirió convertir su partido en un club social, antes que en una gran formación política. Lo que se ha hecho en UPyD con sus militantes, que muchos han denunciado públicamente, es un ejemplo del soberano desprecio que unos aprovechados que se han instalado en la política sobre el trabajo de los demás, tienen por los ciudadanos de este país.

Que no se engañe nadie, lo que menos necesita este país es políticos que se disfracen de corderos y con sus balidos ensayados nos convenzan de que no solo son inofensivos, sino que además están tremendamente preocupados por la situación que estamos viviendo en España. No se crean nada, pero absolutamente nada de lo que diga Rosa Díez, porque ha demostrado que sus buenas palabras no coinciden para nada con sus malos hechos.

Rosa Díez ha preferido cargarse su partido antes de que fuera un partido democrático, en el que sus militantes pudieran expresarse libremente, y disfrutaran de igualdad de oportunidades, con eso está dicho todo. Pero si ha cerrado los comentarios en su blog, con la disculpa de que estamos en verano, porque las críticas no cesaban, y sin embargo sigue colgando artículos cada día diciendo que nos va a salvar del PP, del PSOE, de los nacionalistas, del terrorismo islámico, de las plagas bíbilicas y de la guerra, si es preciso.

No, Rosa Díez, tu condena será que cada día engañarás a menos ciudadanos con tu discurso, porque tu partido no es alternativa a los demás, es más de lo mismo; al contrario es otro más de los partidos que nos están amargando la existencia, con el agravante de que tu discurso se fundamenta precisamente en lo contrario, diciendo que va a resolver nuestros problemas, está construido con intención de engañar precisamente ofreciendo soluciones a nuestros problemas, por eso aún está más próximo a la estafa política tu discurso, que el de todos los demás.

La UPyD no representa ninguna solución, forma parte del mismo problema que el PP, el PSOE, y los nacionalistas. Cuanto antes desaparezca, un problema político menos para los españoles.

martes, 11 de agosto de 2009

La sonrisa magenta 6

La portavoz entra en éxtasis




La denuncia de ausencia de democracia en España que ha hecho Rosa Díez formará algún día parte de la colección de despropósitos, afirma que el PSOE está utilizando las instituciones públicas para perseguir al PP, y que ambos partidos mayoritarios están cómodos en la situación de confrontación. Sólo considerando que es un canto de cisne al ver que la política no da más de sí en este país, se pueden comprender las palabras de Rosa Díez.

Rosa Díez, que dirige un partido denunciado por carencias democráticas graves, que se ha creado un consejo político a la medida de sus intereses y no de los de sus militantes, que se ha rodeado de un consejo de dirección “renovado” por designación personal, que pilota un partido ilegal que no cumple con la Constitución, ni con la Ley de Partidos, se permite denunciar la falta de democracia en España, arguyendo que la Justicia española no es independiente, sino subordinada a los partidos mayoritarios.

Después de 32 años en política, de los que 28 han sido en el PSOE, ocupando todo el escalafón de cargos políticos, Rosa Díez, tras un proceso de iluminación, descubre que no hay democracia en España, increíble, absolutamente increíble, que alguien que ha participado en la construcción política de este país con un papel protagonista ahora se haya convertido en portavoz de la democracia ausente y la justicia inexistente, exclusivamente porque se ha cambiado de partido.

Es un milagro, recuperar la visión tras haber estado ciega tantos años, pero además es una estrategia de proselitismo bien urdida. A Rosa Díez, la democracia le importa un pimiento, como ha demostrado por la forma piramidal que ha tenido de organizar su partido y lo de utilizar las instituciones para perseguir al prójimo, lo ha practicado ella misma, cuando ocupaba la Consejería de Turismo del País Vasco y le puso una querella a Don Antonio Mingote, por una viñeta que le fastidiaba la campaña del “ven y cuéntalo”.

Rosa Díez, cuando militaba en el PSOE pedía democracia interna en su partido, ahora que dirige UPyD, se la niega a quienes se la requieren. Es cierto que en España no hay democracia, claro que sí, pero también es cierto que en UPyD tampoco la hay, y supone una extraordinaria desfachatez exigir a los demás, lo que uno no es capaz de conceder a los demás cuando tiene oportunidad de hacerlo.

La estrategia de Rosa Díez y su corte sigue siendo la del despotismo menos ilustrado y demagógico: el gobierno del pueblo, para el pueblo pero sin el pueblo. Rosa Díez pide democracia y justicia a los demás, para que no se note demasiado que se la están pidiendo a ella en su partido.
Esta berenjena sigue sin comprender como se puede dar fe de buenas intenciones políticas si estas no se soportan sobre una posición personal coherente con sus propuestas. Es lo mismo que cuando ETA y su entorno pretenden participar en democracia cargándose la democracia con sus atentados, coacciones y extorsiones. No tiene sentido, o si lo tiene, forma parte de algún tipo de esquizofrenia política.

Honestamente creo, que UPyD está contaminada de lo peor de la izquierda abertzale por su origen vasco, y que su forma de actuar es paralela a los partidos que justifican la existencia de ETA, aunque en sentido contrario. UPyD, está batasunizando la deteriorada política española, para hacerse un hueco electoral a mamporros, con demagogia y una extraña carencia de sentido de Estado.

Por su deriva no democrática, esta formación está condenada a perder apoyos electorales, algo que tratará de evitar elevando el tono del discurso populista, sustentándose exclusivamente sobre la propaganda, precisamente lo que más sobra en la política de este país. Otro error más, porque no puede pedir lo que no permite, ni consiente, eso es un retrato final de la demagogia con un magnífico marco magenta. Eso también lo hacía la Inquisición, “quemando a los herejes por su bién”, los nazis con los judíos, Stalin con los rusos, los talibanes con los no creyentes, para hacer un mundo mejor.

Creo que el principal problema es que Rosa Díez entiende por democracia lo que realmente es demagogia. También los etarras denominan movimiento de liberación a una organización criminal que se dedica a asesinar ciudadanos, ejerciendo su opresión sobre los demás. Los nombres de los conceptos no son los conceptos, sólo sus formas representadas.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Nuestros hijos, los etarras y los guardia civiles



Rosa Díez, no pierde oportunidad para conmovernos, el último artículo que ha publicado en El Mundo titulado “Nuestros Hijos” es una entrega más de un panegírico inacabado. Una sencilla reflexión sobre sus palabras nos conduce de nuevo al vacío, como una condena de Zapatero y Rajoy.

Es hora de que los ciudadanos exijamos responsabilidades a nuestros políticos, porque si tras cuarenta años de la existencia de ETA, lo único que son capaces de ofrecernos es una foto enlutada, con cara seria y alguna lágrima oportuna, mal vamos. Esa es la respuesta pública de los políticos españoles al terrorismo etarra.

En cada ocasión que ETA comete un atentado, no solo asistimos a una escena más de la vesania criminal de unos trasnochados, sino al fracaso durante décadas de las políticas de todos los partidos para detener la insania terrorista.

En el origen de cada muerte provocada por ETA hay responsables políticos; han sido tantas, que ya no cabe ofrecer disculpas, o reconocimiento de errores puntuales. En el origen de los asesinatos de ETA está el fracaso del Estado, de la Constitución, de la Política y de la Sociedad, y de los representantes públicos de los españoles.

En el origen de cada crimen de ETA está el fracaso político de nuestros representantes públicos, tú también Rosa Díez, no se puede entonar el mea culpa mencionando exclusivamente a las vícitmas para concitar la atención de los españoles. Es necesario dar un paso más, porque si tras treinta años que Rosa Díez lleva dedicándose a la política en el ámbito vasco, español y europeo, lo único que es capaz de expresar es su lamento, mal vamos.

A cualquier ciudadano que no hubiera sido capaz de resolver un problema en su trabajo durante treinta largos años, hace tiempo que ya tendría que dedicarse a otra cosa. La autocrítica sin asunción de responsabilidades es puro “plañiderismo inútil”.

Nuestros hijos son los guardias civiles y sus asesinos, Rosa Díez, porque con cada error cometido, con cada responsabilidad no asumida, con cada impuesta intolerancia, con cada mirada desviada, con cadaconcesión puntual, con cada genuflexión política de los representantes públicos de los españoles, se ha contribuido a que la vesania continúe.

Es sencillo de comprender, no hay accidente que valga, cuando se produce una catástrofe natural, no solo son responsables la furia de los elementos por nuestros pecados, sino la nimiedad, la estulticia, y la incapacidad demostrada por no habernos sabido preparar para evitar las consecuencias de su ocurrencia. De nada vale lavarse las manos condenando la locura de unos terroristas y defendiendo a nuestros escudos, las fuerzas de seguridad del Estado. Los únicos ministros españoles que han pasado por la cárcel han sido los antiguos compañeros de Rosa Díez, el motivo, la organización del GAL, ahora el planteamiento es diferente y pasa por las soluciones negociadas del Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Realmente lo que está claro es que las soluciones ofrecidas por el PSOE, a pesar de haber recorrido la distancia que va desde la opresión extrema a la tolerancia extrema con los terroristas, no han servido para resolver el problema de ETA. Si ETA ha sobrevivido es porque el PSOE, que ha podido solucionar el problema, nunca ha tenido coherencia política suficiente para brindar una solución.

Cada muerte de ETA tiene una cuota de responsabilidad añadida en la política socialista contra el terrorismo, de la que el PSOE nunca ha rendido cuentas a los españoles; las palabras de Rosa Díez siempre eluden esta circunstancia, mientras esto no nos quede claro, los etarras seguirán haciendo de las suyas contra nuestros hijos y nuestros nietos.

miércoles, 29 de julio de 2009

Se desinfla la opinión pública sobre Rosa Díez




Aunque la información que el CIS proporciona en sus barómetros, introduce claros sesgos favorables al Gobierno del PSOE y en contra de los demás partidos, y se encuentra cuestionada, incluso por la UPyD, hay algunos datos que sin duda pueden considerarse relevantes, en lo que se refiere al partido de Rosa Díez.

En los últimos cinco barómetros en los que se tiene en consideración la UPyD, se puede comprobar que la evolución en la estimación de voto para este partido durante el último año ha sido la siguiente:

julio 2008: 2,5 %
octubre 2008: 2,9 %
enero 2009: 3,1 %
abril 2009: 2,9 %
julio 2009: 3,2 %

En el caso de valoración del apoyo de su líder, Rosa Díez, sólo se ha recogido en tres ocasiones a lo largo de 2009 en lugar de las cinco en lo que se ha hecho con el partido que dirige:

Enero 2009: 4,43
Abril 2008: 4,28
Julio 2009: 4,12


Si bien se observa que a fecha actual, la UPyD obtiene su mejor resultado en estimación de voto, aunque con un crecimiento de sólo una décima desde enero de 2009 hasta la fecha actual, a pesar de la presencia que ha tenido en las elecciones gallegas, vascas (1 diputado) y europeas (1 diputado) no se puede decir lo mismo de la valoración de su líder, Rosa Díez, que obtiene la peor nota de valoración a lo largo del presente año.

Posiblemente el desgaste, que afecta más a Rosa Díez que a su partido, se explique por los problemas que se han visto en las últimas semanas en el seno de su formación política, como recientemente exponía Gerardo Hernández Les, uno de los críticos que han formado el grupo de estanoeslawebdeupyd: el partido se ha apoyado demasiado en Rosa Díez.

El margen de crecimiento de UPyD se ha quebrado, porque desde octubre de 2008 se ha estancado en una franja entre 2,9 y 3,2, que es el techo electoral que se estima para UPyD, algo que acompaña al descenso de valoración mantenido de Rosa Díez, lo que se puede considerar como una crisis de liderazgo, que se suma a la crisis interna que está sufriendo la UPyD, al conformarse como un partido jerárquico y vertical, del que se han descolgado las opciones que apostaban claramente por la transversalidad.

En octubre de 2009, el CIS nos hará una nueva entrega de su barómetro político, en el probablemente las cifras decaerán tanto en el apoyo declarado a UPyD como a Rosa Díez, si así ocurre, asistiremos a un fenómeno singular, que será que todo lo que se ha hecho arbitrariamente contra sus compañeros por los dirigentes de la formación magenta, comenzará a pasar factura electoral, añadiéndose a los demás síntomas de que no se están haciendo bien las cosas en la organización del partido, lo que se acumulará a las críticas que se han venido haciendo tanto desde las corrientes existentes en el partido, como desde los representantes políticos de UPyD que han sido expedientados y expulsados, como desde los militantes de base que no ocupaban ningún cargo representativo.

Mientras se crecía nadie decía nada, unos porque esperaban algo, otros porque esperaban que las cosas se arreglaran, otros porque no se han enterado realmente de lo que está ocurriendo, pero ahora que no se crece y que Rosa Díez mengua en sus apoyos, ya no se puede continuar con la dialéctica oficial de que UPyD es Rosa Díez y nada más.

Ahora el partido se la juega, porque si no logra demostrar a los ciudadanos de este país que es algo más que Rosa Díez y su corte de dirigentes designados, su descalabro va a ser impresionante. Ahora que el partido necesita a los que tienen criterios propios para demostrar que UPyD no se limita exclusivamente a Rosa Díez, nos encontramos con que los únicos que quedan en el partido son los palmeros edecanes que la divina progresista ha establecido como su oligárquico cinturón de hierro, que además ha establecido una dictadura férrea en la que tener criterio propio y exponerlo públicamente puede conducir directamente al expediente-expulsión del partido.

Mira que esta berenjena lo advirtió en su día, pero ni caso, ni el mejor de los generales puede guiar a la tropa si no tiene una estructura de mando intermedio que funcione con criterio propio, ahora por mucho que insistan en que no ocurre nada, lo único que pueden hacer es ascender a oficiales a los soldados, o fichar mercenarios para que dirijan la organización del partido, ninguna de las alternativas será buena, y desde luego mucho peor que la que hubiera correspondido a una situación óptima si los liderazgos naturales –fundamentados en el mérito- en el partido no se hubieran castrado, por miedo a que desplazaran a los que ya se habían acomodado en la poltrona, sin haber hecho otro mérito, que bailarle el agua a Rosa Díez, sin suponer ningún peligro para los cortesanos jerarquizados que estaban dispuestos a que en UPyD no hubiera más poder y criterio que el suyo, aunque no fuera el mejor de los posibles.

Aquí tenemos un ejemplo palmario de lo que algunos se han atrevido a calificar como
selección negativa, viendo pajas en ojos ajenos, mientras las vigas en los propios les pasaban desapercibidas.